Para Costa Rica

San José, 13 feb (ACAN-EFE).- El ex presidente de Costa Rica Miguel Angel Rodríguez, quien aguarda un juicio por presunta corrupción, abogó por una "opción de centro" para gobernar el país y descartó su regreso a la política.
 
"Costa Rica necesita de una opción de centro, basada en la dignidad, libertad y derechos de la persona, que equilibre la racionalidad económica y los incentivos del mercado", declaró Rodríguez en una entrevista que publica hoy "Diario Extra".

Tras las elecciones del pasado domingo 5 de febrero, los costarricenses aún no conocen quien será su presidente electo pues el ex presidente y Premio Nobel de la Paz, Oscar Arias, tiene una mínima ventaja sobre el economista Ottón Solís.

Debido a la estrecha diferencia, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) decidió realizar el recuento manual de todos los votos antes de definir si Arias, del opositor Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata) o Solís, del también opositor Partido Acción Ciudadana (PAC, centro) será el ganador.

Según el ex presidente Rodríguez (1998-2002), la opción política que requiere el país debe buscar "el trabajo, el ahorro y la innovación con justicia social y la opción por los pobres".

A juicio del ex gobernante, esa alternativa era representada por su partido, el gobernante Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), el cual en estos comicios se derrumbó ya que su candidato presidencial, Ricardo Toledo, alcanzó menos de un cuatro por ciento de votos y el partido sólo logró 4 de los 57 diputados que integran el Parlamento.

Según los analistas locales, esta caída del PUSC se debe a los escándalos de corrupción por presunto enriquecimiento ilícito que en el 2004 involucraron a Rodríguez y al ex presidente Rafael Angel Calderón (1990-1994), por los que ambos esperan ser llamados a juicio.

Rodríguez dijo que el futuro de su partido "depende especialmente de sus propias acciones" al tiempo que enfatizó; "no tengo interés alguno en participar en política".

El ex presidente agregó que habría que preguntar a los votantes por qué rechazaron votar por el PUSC.

"Cuál fue la razón de su decisión: ¿Los resultados de la presente administración?, ¿La imagen del presidente (Abel) Pacheco?, ¿Los planteamientos de campaña o su ausencia?, ¿El candidato presidencial?, ¿La dirección del partido? o ¿La persecución contra sus ex presidentes?", cuestionó.

Según el ex presidente, "el resultado electoral de equilibrio de fuerzas entre el PLN y el PAC con diferencias radicales en temas de gran trascendencia como el TLC (Tratado de Libre Comercio) con EEUU, demanda una gran prudencia y sabiduría en la conducción del nuevo gobierno".

Oscar Arias ha dado su respaldo al TLC con EEUU pues afirma que atraerá nuevas inversiones y generará empleo, mientras que Ottón Solís lo rechaza y aboga por renegociar algunas de sus cláusulas, particularmente las del área agrícola.

Tomado de un cable de ACAN-EFE del 13 de febrero de 2006 que fue publicado en varios medios de la región.