Imprimir
Categoría: Noticias Recientes
La Fiscalía General está violentando las disposiciones del 295 del Código Penal Procesal, que ordena mantener la privacidad del sumario de un proceso, porque continúa filtrando la información a determinados medios de comunicación, denunció la defensa de Miguel Ángel Rodríguez.
Esta es la segunda ocasión en que Rodríguez Echeverría o sus defensores denuncian públicamente que la Fiscalía irrespeta las disposiciones en esta materia. Transcribimos aquí el texto del comunicado de prensa que el abogado defensor, Rafael Gairaud, emitió sobre el particular:

“Una vez más, la defensa del señor Expresidente de la República, Dr. Miguel Ángel Rodríguez, se ve en la obligación de denunciar ante la opinión pública, las reiteradas violaciones a la privacidad y secreto que la ley impone en los procesos judiciales y, consecuentemente, a las reglas del debido proceso.

Como parte de la defensa, ante los cargos que se le han imputado a mi defendido y por la difusión como nuevos, de hechos que se encontraban dentro del proceso penal desde que mi representado rindió declaración el día 15 de octubre, relacionados con el destino de ciertos fondos cuestionados en la investigación a cuentas de la señora exprimera dama señora Lorena Clare Facio, con el ánimo de colaborar con la administración de justicia, lo que desde un primer momento ha caracterizado la conducta del expresidente Rodríguez, ayer entregué, por escrito, al Ministerio Público, una ampliación de su declaración.

Como abogado defensor quiero dejar claro que en ningún momento suministré copia de esa declaración a los medios de comunicación, ni ofrecí declaración alguna sobre el tema.

Sin embargo, como ha sucedido en otras ocasiones y como mi defendido y yo hemos denunciado ante la Corte Suprema de Justicia, el contenido de esa declaración fue divulgado por un noticiero de televisión la misma noche de ayer.

Esa acción demuestra, con toda claridad, que es desde el Ministerio Público desde donde se violenta lo establecido en el artículo 295 del Código Procesal Penal, que claramente ordena la privacidad del proceso en orden no solo de garantizar los derechos de las partes sino también los mismos fines del proceso, dado que esa publicidad puede afectar negativamente la investigación.

No puede desarrollarse un juicio justo, como ordena nuestra legislación, si cada vez que una de las partes declara, casi en forma inmediata, desde el Ministerio Público se rompe con la regla del secreto del sumario.

Como dijo en alguna ocasión el señor Fiscal General, los juicios se ventilan en los tribunales y no en la prensa”.