"Todo un escándalo en los pasillos judiciales provocó una circular del fiscal general Francisco Dall’Anesse, con la cual se hace una nueva interpretación del Código Procesal Penal sobre cuándo el imputado puede acceder a la aplicación de un proceso abreviado. Mientras que la Asamblea Legislativa discute si Dall’Anesse es nombrado magistrado, el asunto llegó a la Sala Cuarta, donde lo acusan de usar su puesto para hacer política a favor de su nombramiento, sacrificando la objetividad de su investidura de fiscal", informa el Diario Extra del 20 de diciembre de 2006, en un artículo que reproducimos a continuación:

 

 

 

• Reformó Código Penal mediante una circular a fiscales:

 

MARCO LEANDRO
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

Todo un escándalo en los pasillos judiciales provocó una circular del fiscal general Francisco Dall’Anesse, con la cual se hace una nueva interpretación del Código Procesal Penal sobre cuándo el imputado puede acceder a la aplicación de un proceso abreviado. Mientras que la Asamblea Legislativa discute si Dall’Anesse es nombrado magistrado, el asunto llegó a la Sala Cuarta, donde lo acusan de usar su puesto para hacer política a favor de su nombramiento, sacrificando la objetividad de su investidura de fiscal.

 Los hechos se remontan al 11 de octubre de este año, cuando emitió una circular en la que ordenada a los fiscales, tras indagar a las personas que se les inicia una causa judicial, proponer la aplicación de un proceso abreviado con el rebajo del tercio de la pena mínima. Se les daría un plazo de diez días para que lo acepten, vencido este periodo, no se accederá a su aplicación.

 Por esta circular fue interpuesto un recurso de hábeas hábeas ante la Sala Constitucional, por cuanto el artículo 373 del Código Penal establece que en cualquier momento hasta antes de acordarse la apertura a juicio se podrá proponer la aplicación de un proceso abreviado.

 Adicionalmente a lo que indica este código, la Sala Cuarta mediante un voto de abril de 2000 estimó que el procedimiento abreviado era posible acordarlo hasta la audiencia preliminar.

 Por esta razón el abogado Eduardo Vargas, quien interpuso el recurso, indicó que el fiscal general Francisco Dall’Anesse abusa de su puesto al hacer una interpretación antojadiza de las leyes y deja a las personas en indefensión.

 Para Vargas, con la agilidad y eficiencia de los tribunales costarricenses no es posible investigar todas las circunstancias que permitan comprobar la acusación sino también las que sirvan para eximir de responsabilidad al imputado.

 Señaló además que en diez días es imposible tener todas las pruebas e informes para que el abogado pueda sugerirle o no al imputado aceptar un juicio abreviado.

 Comentó que al presionar al imputado a declararse culpable para que le rebajen la pena, sin conocer si en realidad por las pruebas ya acreditadas va a ser encontrado culpable, es ilegal e inconstitucional.

 “Nuestra Constitución Política prohíbe coaccionar al imputado o investigado para que se declare culpable, pues éste sería un medio claro de tortura, prohibida por nuestra Constitución y por tratados internacionales como la Convención Americana sobre los Derechos del Hombre, situación que también prohíbe la Comisión Interamericana de los derechos Humanos”, afirmó Vargas.

 “Como si fuera un concurso de campaña política, para llegar a la Sala Tercera como magistrado, de forma absolutamente ilegal y sacrificando al imputado o investigado en todos los procesos penales del país, el fiscal Francisco Dall’Anesse ordena mediante la circular 31 de 2006 que de ahora en adelante en los procesos penales que lleve la fiscalía, solo tendrá derecho el imputado a someterse a un proceso abreviado diez días después de la indagatoria, pasado este tiempo no se le aceptará. Esta orden rige para todos los fiscales del país”, indicó.

 Con estos argumentos el abogado pide a los magistrados de la Sala Cuarta que anule la circular del fiscal Dall’Anesse y se le pida a quien la suscribió un informe de este documento.

 

 

 

LO QUE DICE EL CÓDIGO PENAL

“En cualquier momento hasta antes de acordarse la apertura a juicio se podrá proponer la aplicación de un proceso abreviado”.

 

 

 

LO QUE DICE EL FISCAL GENERAL


“A las personas a quienes se les inicia una causa judicial, después de indagarlas los fiscales le debían proponer la aplicación de un proceso abreviado con el rebajo del tercio de la pena mínima. A todos se les daría un plazo de diez días para que lo acepten, vencido este plazo, no se accederá a su aplicación”.