Así se titula el documento firmado por 34 diputados de 8 fracciones legislativas, según informan La Nación y CRHoy.com este 24 de febrero de 2016, sobre el abusivo caso que la Fiscalía mantiene en contra del Ex Presidente Miguel Angel Rodríguez Echeverría. Reproducimos a continuación la nota de la primera, con ilustraciones de ambos medios:
Extracto de la Noticia
Haga clic para verla en grande

Ministerio Público intenta nuevo proceso en caso ICE-Alcatel

 

Diputados salen en defensa de Miguel Ángel Rodríguez por tercera apelación de Fiscalía

 

 

Legisladores critican que se puede tener a alguien acusado de forma indefinida

 

Un total de 34 diputados, de ocho fracciones legislativas, firmaron este miércoles una declaración en la cual señalan su descontento con la Fiscalía por presentar una tercera impugnación para impedir la absolutoria al expresidente Miguel Ánge Rodríguez en el caso ICE-Alcatel.

 

En el documento llamado "En defensa de los derechos humanos y la libertad", los legisladores manifiestan preocupación por el hecho de que se pueda mantener a una persona acusada ante los tribunales "permanente e indefinidamente" porque la legislación actual no pone límite de cantidad a los recursos de apelación.

 

"En este caso se trata del expresidente Rodríguez, pero se puede tratar de cualquier costarricense. Ya van 12 años, ya van dos resoluciones, hemos sido respetusos de la separación de poderes, pero no podemos callar ante la injusticia de que una persona se someta a los tribunales eternamente", expresó el diputado socialcristiano Gerardo Vargas Rojas, quien propuso el documento a sus compañeros en la Asamblea.

 

 

Extracto de la Nota
Haga clic para ver en grande

De acuerdo con Rojas, existe un tecnicismo legal que se dio por un error a la hora de reformar el Código Procesal Penal, el cual permite a la Fiscalía presentar reiteradas apelaciones en un proceso penal. "Eso nos parece peligroso", aseveró el legislador.

Rojas agregó que los legisladores están valorando presentar una reforma de ley para cambiar esa normativa para que solo exista una doble conformidad, es decir, que se pueda apelar solo en dos ocasiones.

 

Miguel Ángel Rodríguez había sido condenado en abril del 2011 a cumplir cinco años de cárcel por, presuntamente, instigar para que se pagaran dádivas para otorgar un contrato de telefonía celular a la empresa francesa Alcatel.

Posteriormente, la Fiscalía apeló y un Tribunal de Apelación de Sentencia lo absolvió; no obstante, la Fiscalía impugnó ante a la Sala Tercera, la cual, a su vez, anuló la sentencia absolutoria y ordenó devolverlo al órgano de Apelación. Este último volvió a emitir un fallo absolutorio, el cual nuevamente fue apelado por el Ministerio Público, el 3 de febrero.